La migración al SEO de Shopify se ve a menudo como una perspectiva desafiante, ¡pero no tiene por qué serlo! Aunque pueda parecer mucho trabajo, al final, todo merecerá la pena cuando hayas transferido tu tienda a Shopify. Al hacerlo, tendrás el respaldo de un potente mercado que podrás utilizar para vender cualquier cosa que ofrezcas a una variedad de clientes de todo el mundo.

Al migrar un sitio web a Shopify, el impacto del SEO es algo que hay que considerar en general. Para tener los mejores efectos posibles, necesitas comprometerte con las mejores prácticas. El SEO siempre requiere atención y esfuerzo, y la migración de un sitio web no es diferente.

Con este artículo, aprenderás todas las mejores prácticas para minimizar cualquier efecto perjudicial de la migración SEO para Shopify.

Migración de un sitio web a Shopify – ¿Cuál es el impacto en el SEO?

Muchas personas se preguntan qué tipo de penalizaciones sufrirán si deciden migrar su sitio web a una tienda como Shopify. Desde la pérdida de tráfico hasta la pérdida de transacciones, pasando por el aumento de las tasas de rebote y la reducción del ranking, no es de extrañar que la gente se preocupe por las mejores prácticas. La migración al SEO de Shopify es un tema muy importante que hay que entender.

No sólo eso, sino que tu migración SEO para Shopify tiene que ser también impecable, de lo contrario, perderás tráfico, ranking, tus backlinks y la mayor parte del trabajo duro que has puesto en el SEO de tu tienda actual.

Lo más importante que debes entender antes de emprender cualquier migración es que prepararte lo mejor que puedas minimizará cualquier aspecto negativo de las listas anteriores. Siguiendo este artículo, estarás bien, así que tómate tu tiempo, respira hondo y haz todo lo que puedas para prepararte antes del gran día.

Migración SEO de Shopify – Las 3 etapas importantes

Al migrar a Shopify, la optimización SEO se convierte en algo primordial. Para estar al día, lo mejor es separar tus tareas en tres etapas clave. Al hacerlo, podrás planificar tu estrategia de forma mucho más efectiva de lo que podrías hacer de otra forma.

Las tres etapas son:

Fase 1 – Preparación previa a la migración

Pon en orden toda tu información y prepárate para hacer una lista exhaustiva de tareas. La etapa de pre-migración es clave para una migración ordenada y sin problemas a Shopify. Usando esta guía al migrar a Shopify, ¡la optimización SEO se vuelve fácil!

Al crear una tienda de Shopify

El primer paso del proceso consiste en crear realmente una nueva tienda. Este es el mejor momento para comprobar una serie de atributos de tu sitio web actual, como:

¡Asegúrate de crear una copia de seguridad!

Nada es más importante que asegurarte de que tienes una copia de seguridad de todos tus datos. Las posibilidades de que una migración falle y te haga perder datos son bajas, pero ¿estás dispuesto a correr ese riesgo?

Hacer una copia de seguridad de tu sitio web es una buena práctica en sí misma, y hacer una copia de seguridad durante la migración no es diferente.

Hay muchos servicios que pueden ayudarte a hacer copias de seguridad de tu sitio web, así que tomarte el tiempo necesario para investigarlos y hacer copias de seguridad de tu contenido merecerá la pena al final.

Configurar redirecciones 301 de la antigua URL a la nueva URL de Shopify

Redirigir simplemente tu dominio a la nueva dirección no es una solución adecuada y no es la forma de realizar una migración. Todas las páginas de tu dominio, desde la página «Acerca de» hasta cada una de las entradas del blog y las páginas de los productos, necesitan una redirección 301.

Una redirección 301 es un código HTTP enviado por un servidor web a un navegador individual que redirige de una URL a otra. Cada vez que alguien intente acceder a tu dominio original, será redirigido automáticamente con un comando 301. Utilizar uno es sencillo:

  1. Accede a tu archivo .htaccess.
  2. Si no tienes un archivo .htaccess, crea uno abriendo el Bloc de notas y copiando esta línea de código en un nuevo documento: Redirección 301 / http://www.example.com/ guarda el archivo como .htaccess.
  3. Asegúrate de que el código se introduce correctamente en el nuevo archivo y súbelo a tu espacio web.
  4. Repite este proceso para cada página de tu dominio.

Comprueba las URLs canónicas

La API de Shopify es un potente producto que te permitirá maximizar la presencia web de tu tienda exactamente como lo necesitas. Las variantes de los productos a menudo tienden a tener URLs separadas que desordenan tu dominio y no son buenas para el SEO. La creación de URLs canónicas ayudará a esto al apuntar al producto original.

La lista de objetos de Shopify puede ayudarte a crear URLs canónicas para tu tienda. Para más información sobre las URLs canónicas, ¡Google es siempre la última palabra!

Utiliza las etiquetas Hreflang para las marcas multilingües

Si tu tienda opera sin barreras lingüísticas, es importante crear cuentas separadas en Shopify para agilizar el proceso. Las etiquetas Hreflang son simples atributos HTML que especifican la región y el idioma de tu sitio web.

Utilizarlos adecuadamente aliviará cualquier problema que pueda tener tu sitio mientras funciona en diferentes idiomas.

Etapa 2 – Migración

¡Ya estás preparado y listo para empezar! Ahora es el momento de la migración propiamente dicha. Aquí tienes una lista de cosas a tener en cuenta mientras migras a Shopify.

Crear un sitio de pruebas

Comprobar de nuevo todo lo que ha migrado con un sitio de prueba es el primer paso para asegurarte de que todo tu duro trabajo no ha sido en vano. Asegúrate de hacer clic y navegar por la página como si la vieras por primera vez.

Resolver todos los errores del sistema en una página de prueba antes de que tu tienda se ponga en marcha es esencial para que funcione correctamente.

Migrar tu contenido

En realidad, realizar la migración en sí es relativamente sencillo.

La propia Shopify ha elaborado una guía completa sobre cómo migrar precisamente el contenido a su sitio, y los pasos son fáciles de seguir. En resumen, esto es lo que tendrás que hacer para realizar la migración:

  1. Configurar los ajustes administrativos
  2. Importar el contenido y los datos de la tienda actual
  3. Organizar todo después de la migración
  4. Personaliza y optimiza la experiencia del usuario
  5. Configurar el dominio
  6. Establecer el envío
  7. Rellenar los diferentes datos fiscales
  8. Configurar un proveedor de pagos
  9. Hacer pedidos de prueba
  10. Invita a tus clientes anteriores
  11. Configura tus redireccionamientos 301 desde tu antiguo sitio

Comprueba todos tus enlaces internos

Las redirecciones afectan a algo más que a la experiencia del usuario: también afectan a los enlaces internos de tus contenidos y páginas. No es eficaz ni óptimo para el SEO que todos tus enlaces internos se redirijan a través de 301, lo que significa que la mejor práctica es que tus enlaces vayan directamente a la página prevista.

Asegúrate de que compruebas todos los enlaces internos de tu sitio web y comprueba que están haciendo lo que quieres. No olvides actualizar los enlaces al nuevo escaparate en Shopify cuando hayas terminado.

Etapa 3 – Post-Migración

Cuando hayas terminado con la migración, aún queda trabajo por hacer. Ahora llega el momento de optimizar completamente el SEO del nuevo sitio.

Estas son las cosas que hay que tener en cuenta en este momento.

Comprueba Google Analytics

Asegúrate de que tu Google Analytics está correctamente configurado para mostrar con precisión la información de tráfico del nuevo sitio web. Marca la fecha en la que migraste el sitio web para seguir cualquier cambio que se haya producido y asegúrate de que todo funciona tan bien como antes.

Perder tráfico ahora es un resultado terrible, así que evítalo antes de que ocurra haciendo un seguimiento continuo de las tendencias de la nueva tienda.

Ajustar Google Search Console

Si la URL de tu sitio web ha cambiado, asegúrate de enviar una solicitud a Google Search Console para cambiar la dirección. La herramienta de cambio de dirección es una potente aplicación que Google utiliza para que las transiciones sean lo más fluidas posible y te permitirá cambiar de URL sin perder el posicionamiento SEO.

Google ha proporcionado una guía completa sobre cómo utilizar la herramienta, pero en resumen:

  1. Abre la herramienta en el nivel de dominio de tu sitio
  2. Sigue las instrucciones de la herramienta con precisión
  3. Los sitios mostrarán una notificación en la Consola de Búsqueda de que se está llevando a cabo un traslado
  4. Controla tu tráfico durante este tiempo
  5. Mantener cualquier redirección durante más de 180 días

Además de hacer una solicitud de cambio de dirección, también tendrás que enviar el nuevo mapa del sitio XML. Una vez más, la propia documentación de Google proporciona una guía completa sobre cómo hacerlo, pero en resumen, querrás empezar con un mapa del sitio XML básico y ampliarlo para satisfacer tus necesidades:

<?xml version=»1.0″ encoding=»UTF-8″?>

<urlset xmlns=»http://www.sitemaps.org/schemas/sitemap/0.9″>

<url>

<loc>http://www.example.com/foo.html</loc>

<lastmod>2018-06-04</lastmod>

</url>

</urlset>

Por último, ¡asegúrate de que Google Search Console está configurado para satisfacer las exigencias del nuevo escaparate! Este es el momento de volver a comprobar que todo funciona correctamente.

Rastrea tus viejas URLs

Tómate este tiempo para probar los redireccionamientos de tu antiguo sitio para asegurarte de que todo está operativo. Revisa tu antiguo sitio web tan a fondo como sea posible y asegúrate de que tus redireccionamientos funcionan como es debido.

Corrige los enlaces rotos y añade redireccionamientos 301 adicionales donde sea necesario.

Rastrear el nuevo sitio web

Al igual que en la comprobación del antiguo sitio, ahora debes asegurarte de que todas las páginas y todos los enlaces están plenamente operativos en tu nuevo escaparate. La optimización SEO es crucial en esta coyuntura, por lo que es necesario asegurarse de que todo funciona perfectamente.

Asegúrate de que todo funciona como está previsto y de que se resuelven los problemas no resueltos.

¡Recupera tus enlaces!

Seguramente tu antiguo sitio tenía valiosos backlinks por todas partes y a través de él. Ponte en contacto con las personas que enlazaban tu antiguo sitio y comprueba si ellos mismos actualizan sus enlaces. Así te asegurarás de que el impacto de tus backlinks siga siendo positivo y favorable para el SEO, ¡incluso después de una migración completa de tu sitio anterior!

Supervisa tu nuevo sitio web

Aprovecha este tiempo para seguir supervisando tu sitio web a través de Google Search Console. Asegúrate de que tu tráfico, y otros datos críticos, están en niveles similares a los de antes de la migración. Compara continuamente los datos de antes y después de la migración y comprueba si hay algún problema que resolver.

Perder el control de los problemas ahora puede provocar una falta de ingresos y una caída del tráfico, por lo que es importante tener todo en orden ahora.

El trabajo duro dará sus frutos

Así que no te preocupes por todo el trabajo que tendrás que hacer para que la migración sea una realidad. Si eres meticuloso en este aspecto y te aseguras de planificar cada paso de la forma más perfecta posible, podrás migrar tu tienda sin saltarte nada. Esto significa que tu SEO permanecerá intacto y tu nueva tienda será totalmente operativa.

Si te preocupa la migración de tu tienda a Shopify, ¡contacta con nosotros! Nos aseguraremos de que la transición sea suave y efectiva. ¡Tu sitio web está seguro en nuestras manos!

Feel Marketing Team

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.